Alertas por exposición a la COVID-19

Para asegurarte de que la utilizas de la forma adecuada lo principal es mantener el móvil encendido, la aplicación y el Bluetooth activado y estar atento a las notificaciones que te pueda trasladar la aplicación (recuerda que deberás abrir la aplicación y revisarlas).

Si te has realizado una prueba PCR y eres positivo para COVID-19, deberás introducir en la aplicación un código numérico de 12 dígitos en el apar tado “Comunica tu positivo COVID” de la aplicación. Este código, que es de un solo uso y no va asociado a tu historia clínica ni a ningún otro dato personal tuyo, te llegará a través de los responsables de tu comunidad autónoma por el circuito que tu comunidad tenga establecido (por ejemplo, tu médico de familia o una llamada telefónica). Una vez introducido el código, la aplicación muestra el estado de “Caso confirmado COVID-19” y deberás estar en aislamiento y seguir las recomendaciones proporcionadas por las autoridades sanitarias. Una vez que introduces el código de caso confirmado, tu dispositivo deja de emitir identificadores que puedan generar nuevos contactos de riesgo

El estado “sin contacto de riesgo identificado” o “Tu exposición es baja” es en el que se encuentra la aplicación en el momento de la descarga. Este estado se mantendrá siempre que no tengas contactos estrechos (a menos de 2 metros de distancia durante más de 15 minutos) con casos confirmados que hayan introducido el código en la aplicación. Mientras este sea el estado que muestra tu aplicación no tendrás que tomar ninguna medida específica aparte de las recomendaciones estándares realizadas por el Ministerio de Sanidad para la población general, y mantener activo Radar COVID para poder registrar posibles contactos de riesgo.

 

En caso de que la aplicación detecte que has tenido un contacto de riesgo con una persona diagnosticada de COVID-19, te aparecerá una notificación en tu teléfono y se cambiará el estado de tu aplicación pasando de “sin contacto de riesgo identificado” a “contacto de riesgo”. Para que la aplicación detecte que has tenido un contacto de riesgo:

  • Tanto tú como la persona que ha sido diagnosticada de COVID-19 debéis llevar la aplicación Radar COVID instalada en vuestros dispositivos y llevarla activa.
  • Su dispositivo y el tuyo deben haber estado a una distancia inferior a 2 metros durante más de 15 minutos.
  • La persona que ha sido diagnosticada de COVID-19 debe haber introducido el código numérico en la aplicación Radar COVID.

 

 

La alerta se activa una vez que la app ha comprobado que has estado con una persona con clave de positivo. La app actualiza esta información dos veces al día: 6:00 a 18:00 /  18:00 a 6:00.

¿Qué condiciones se deben dar para que la aplicación me avise de una exposición de riesgo? Cuando dos smartphones en los que está instalada la aplicación se encuentran a pocos metros de distancia, comienzan a intercambiarse de forma anónima códigos aleatorios para registrar el contacto. Sin embargo, para que recibas una notificación de una exposición de riesgo, no basta con que tu teléfono haya registrado un contacto con un usuario que después haya dado un resultado positivo. Deben cumplirse las siguientes condiciones:

Que el contacto haya sido con una persona que hay sido diagnosticada por COVID-19 y lo haya reportado en su aplicación Radar COVID, y que este contacto haya sido a menos de 2 metros y por un espacio de tiempo de, al menos, 15 minutos.

 

 

Si recibes una notificación de contacto de riesgo, recibirás información relativa a recomendaciones sanitarias generales y unas recomendaciones específicas en función de la CCAA que hayas seleccionado. Deberás seleccionar la CA en la que te encuentras en el momento de la notificación o en la que vayas a estar los 14 días siguientes.

Las medidas generales son:

• Mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5 metros.
• Evitar acudir a eventos o lugares con muchas personas.
• Evitar el contacto con personas vulnerables como personas mayores o enfermas.
• Usar siempre mascarilla.
• Lavarte las manos frecuentemente.

Además, deberás ponerte en contacto con tu comunidad autónoma a través del teléfono o indicación proporcionada por la aplicación para que te hagan las recomendaciones específicas que deberás seguir durante los 14 días siguientes.

 

Cuando se detecta un contacto de riesgo a través de la aplicación, y para preservar al máximo la privacidad y protección de los datos del usuario, no se dispone de información de la persona ni del contexto en el que ha ocurrido el contacto de riesgo. En el rastreo de contactos manual es posible obtener información más exhaustiva sobre la exposición y graduar el riesgo de transmisión de la infección dependiendo de la situación. Por tanto, las recomendaciones podrían ser diferentes en función de la forma con la que se haya identificado al contacto y de la evaluación realizada.

En estos momentos, para volver al estado basal de la aplicación después de haber sido notificado como un contacto de riesgo, será necesario desinstalar y volver a instalar la aplicación.

Es importante que hagas una autovigilancia estrecha de la aparición de síntomas y, en caso de aparecer síntomas compatibles con un cuadro de COVID-19, te pongas en contacto con tu médico o que sigas el circuito establecido en tu CCAA.

Los principales síntomas compatibles con la enfermedad COVID-19 son fiebre, tos, sensación de falta de aire y pérdida del gusto o el olfato.

Puedes utilizar Radar COVID sin problemas. En este caso, para obtener un mejor rendimiento de la aplicación, puedes optar por desactivar el Bluetooth o la aplicación directamente (no es necesario desinstalarla) durante las horas de trabajo o en las que se vaya a estar en contacto con casos de COVID-19 siempre que se haga uso de las medidas adecuadas de protección personal para evitar el contagio. Una vez finalizada esa exposición conocida se podrá volver a activar el Bluetooth y la aplicación y utilizar Radar COVID de forma normal.

El sistema de notificaciones de exposición de Radar COVID tiene como objetivo avisar a los usuarios
cuando han estado expuestos a un usuario que podría ser contagioso.


El sistema se basa en la tecnología Bluetooth Low Energy (de baja energía) y no utiliza datos de
geolocalización de ningún tipo, incluidos los del GPS. La aplicación no recopila y no puede obtener
ningún dato de identificación del usuario, como el nombre, los apellidos, la fecha de nacimiento, la
dirección, el número de teléfono o la dirección de correo electrónico. Por tanto, Radar COVID puede
determinar si se ha producido un contacto entre dos usuarios, pero sin conocer su identidad ni el lugar
de encuentro.

 

 

• Alicia y Marcos son dos usuarios de la aplicación cuyos móviles tienen activado el bluetooth de baja energía. • Sus móviles emiten un código anónimo a través del bluetooth y cuando están juntos se almacena el código anónimo en el móvil del otro. Estos códigos son aleatorios cambiándose cada poco tiempo (10-20 minutos) y no contienen ninguna información sobre el móvil o el usuario que los envía.
• Supongamos que un día Marcos da positivo en un test COVID-19, su médico le entregará un código numérico de confirmación de un solo uso, que tiene que introducir en la aplicación en el apartado “Comunica tu positivo COVID”.
• La aplicación avisará de manera anónima a todas las personas con las que Marcos haya estado en contacto los últimos 14 días, a menos de 2 metros y durante un periodo de 15 minutos, notificándoles en la aplicación un riesgo de exposición alto.
• Alicia recibirá una notificación dentro de la aplicación indicando que su nivel de exposición es alto. La  aplicación le indicará los próximos pasos a seguir: aislamiento, atención ante posibles síntomas y contacto
con el médico o servicio de salud.

 

Radar COVID no emite diagnósticos ni puede hacerlo. Según tu historial de exposición a usuarios que podrían ser contagiosos, Radar COVID proporciona algunas recomendaciones de conducta, basadas en las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Sin embargo, no es un dispositivo médico ni puede sustituir en ningún caso a un profesional sanitario.

Las recomendaciones que da la aplicación dependen del tiempo que haya durado tu exposición a usuarios que podrían ser contagiosos, así como de la distancia entre tu teléfono y el de la otra persona durante ese contacto.

Se trata de una cantidad de información limitada que no puede ser absolutamente exacta, ya que la señal de Bluetooth Low Energy (de baja energía) puede verse afectada por distintos factores. Por lo tanto, la estimación no siempre será totalmente precisa. Por ejemplo, si la aplicación te recomienda que te aísles, eso no significa que hayas contraído la COVID-19, sino que, según la información disponible en la aplicación, el aislamiento sería la medida más prudente para velar por tu seguridad y la de las personas que te rodean.

Por lo tanto, es importante que sigas las instrucciones que te indique la aplicación, por tu bien, el de tus seres queridos y el de la comunidad.

Es importante remarcar que estamos en una prueba piloto y ese contagio es simulado. Los usuarios que visualicen en la aplicación que su riesgo de exposición es alto tendrán que seguir las instrucciones de cada Comunidad Autónoma.

Si te has realizado una prueba PCR y eres positivo en COVID-19, deberás reportarlo a la aplicación introduciendo un código numérico de 12 dígitos en el apartado “Comunica tu positivo COVID” de la aplicación.

En la aplicación se mostrará una notificación en caso de valorar que has tenido una exposición de riesgo con una persona contagiada de COVID-19.

Si Radar COVID detecta que has estado expuesto a un usuario que está contagiado, cambiará el riesgo de exposición dentro de la aplicación, indicando que tienes un riesgo de exposición alto.

Si recibes una de estas notificaciones debes seguir las instrucciones que te indique la propia aplicación, en coordinación con los servicios sanitarios.

  • El usuario positivo debe haber introducido el código numérico en la aplicación Radar COVID para que esta pueda avisar a los usuarios con los que ha tenido contacto.
  • Según lo establecido, la exposición debe haber tenido lugar a una distancia inferior a 2 metros durante más de 15 minutos.

Los smartphones no pueden medir directamente la distancia a la que se produce un contacto ni determinar si existe alguna barrera física en medio. Por lo tanto, Radar COVID toma como referencia la atenuación de la señal de Bluetooth Low Energy (de baja energía) para realizar una estimación.

Se han realizado varios estudios científicos en los que se analizaron diferentes umbrales de Bluetooth demostrando que esta tecnología es capaz de discriminar contactos a través de determinados elementos divisores como por ejemplo paredes o coches, por lo tanto, si hay algún elemento de este tipo que separe dos dispositivos que atenúe suficientemente la señal ese contacto se ignorará. Es posible que la sensibilidad a barreras fabricadas con otros tipos de materiales, tales como p.ej. una pantalla de PVC, metacrilato o una barrera de fibra de vidrio sea menor.

El Bluetooth no consigue discriminar entre aquellas personas que están siguiendo las indicaciones sanitarias y las que no. De ahí que se hable de un potencial riesgo y no de un contagio efectivo. El diagnostico final del nivel de riesgo actual de la alerta de contacto generada por la app deberá ser cuantificada por el sistema sanitario (por ejemplo un centro de llamadas).

En caso de que exista un cambio en la exposición del usuario en la aplicación es necesario que siga las indicaciones sanitarias.

Recomendamos encarecidamente seguir las instrucciones dictadas por el Ministerio de Sanidad acerca de las normas sociales y sanitarias para la población.

Los parámetros que determinan la generación de alerta por riesgo de contagio son configurables e incorporan niveles más o menos conservadores para evitar esa generación de alertas excesiva. En el caso de España se ha realizado una prueba piloto con aproximadamente 3.500 usuarios e introduciendo un volumen de casos positivos elevado (349 casos) y se ha procedido al calibrado de los parámetros para confirmar que el resultado obtenido fuera coherente con la información sanitaria de propagación de la enfermedad.

Asimismo, la aplicación está activa en otros países como Alemania, Italia o Suiza y en ningún caso se ha generado un volumen alto de alertas.

La generación de alertas está muy condicionada por la penetración de la aplicación, el volumen de descargas, y si no es elevado, el problema de la aplicación vendría por no ser capaz de tener un parque de dispositivos que reporten códigos positivos y estén en contacto con otros dispositivos con la app descargada para identificar contactos estrechos (falsos negativos).

Por el momento la aplicación solo permite identificar contactos entre otros usuarios de Radar COVID y por tanto no se conecta con otras aplicaciones para el rastreo de contactos. En otros países de Europa como Alemania o Italia, están utilizando otras aplicaciones con el mismo funcionamiento que Radar COVID y se está trabajando para desarrollar una interoperabilidad entre ellas.