Uso de la aplicación

Para asegurarte de que la utilizas de la forma adecuada lo principal es mantener el móvil encendido, la aplicación y el Bluetooth activado y estar atento a las notificaciones que te pueda trasladar la aplicación (recuerda que deberás abrir la aplicación y revisarlas).

No tienes la obligación de utilizarla. La decisión de utilizarla o no, es personal. No obstante, te animamos a utilizar Radar COVID ya que es una herramienta importante en la lucha contra esta terrible epidemia y la participación de cada usuario contribuye a aumentar su eficacia general. Así mismo te recomendamos la consultes diariamente y animes a tus familiares y amigos a hacer lo mismo.

Cualquiera puede descargarse la app, porque es anónima y desconocemos la edad u otros datos de los usuarios. Desde Sanidad, reparten códigos a todos los positivos, por lo que cualquiera podría utilizarla. En el caso de los niños menores de edad, es recomendable que el uso de móviles y, por ende, de la aplicación RadarCovid, esté siempre supervisado por sus progenitores.

Cualquiera puede descargarse la app, porque es anónima y desconocemos la edad u otros datos de los usuarios. Desde Sanidad, reparten códigos a todos los positivos, por lo que cualquiera podría utilizarla. En el caso de los niños menores de edad, es recomendable que el uso de móviles y, por ende, de la aplicación RadarCovid, esté siempre supervisado por sus progenitores.

No. El sistema de notificaciones de exposición de Radar COVID se basa en la tecnología Bluetooth Low Energy (de baja energía) y no recopila datos ni de usuario ni de geolocalización de ningún tipo, incluidos los del GPS. Radar COVID no puede saber quién eres, a dónde vas ni con quién te reúnes.

En los dispositivos móviles Android, debido a una limitación del sistema operativo, el servicio de ubicación debe estar habilitado para permitir que el sistema de notificaciones de exposición de Google busque señales de Bluetooth Low Energy y guarde los identificadores aleatorios de los teléfonos de los usuarios que estén cerca de ti. Sin embargo, como puedes ver en la lista de permisos que solicita RADAR, la aplicación no tiene autorización para acceder a ningún dato relacionado con la ubicación (incluidos los del GPS) y, por lo tanto, no puede saber dónde te encuentras.

Consejos más especificados


• Cuando salgas de casa, lleva siempre
contigo el móvil en el que has instalado
la aplicación.
• No desactives el Bluetooth (excepto cuando
estés durmiendo, si quieres).
• No desinstales la aplicación.
• Es fundamental que estés pendiente de
las notificaciones que muestre la aplicación
para observar si tu riesgo de exposición ha
sufrido alguna modificación.


Es importante utilizar bien la aplicación y evitar acciones que hagan que Radar COVID sea mucho
menos eficaz y aumente el riesgo para ti, tus seres queridos y toda la comunidad.


Para asegurarte de que la utilizas de la forma adecuada lo principal es mantener el móvil encendido,
el Bluetooth activado y estar atento a las notificaciones que te pueda trasladar la aplicación (recuerda
que deberás abrir la aplicación y revisarlas).

No deberías notar una gran diferencia en la duración de la batería. De hecho, Radar COVID usa Bluetooth Low Energy (Bluetooth de baja energía), una tecnología creada para ser particularmente eficiente en lo que respecta al de energía.

No es recomendable. No está garantizado su funcionamiento en dispositivos Tablet.

No. Es importante remarcar que con Radar COVID no creas un perfil como ocurre en muchas otras aplicaciones. Por lo tanto, si instalas la aplicación en un nuevo dispositivo, Radar COVID no podrá reconocer que eres la misma persona y se perderá el rastro de los contactos que hayas tenido en los últimos días, no pudiéndote avisar en caso de posible contagio.

No es necesario. Lo importante para que la aplicación funcione es que tu móvil esté encendido y que el Bluetooth esté activado. Estas dos acciones son las necesarias para que la aplicación funcione. Además, puedes usar otras aplicaciones como de costumbre.

El sistema de notificaciones de exposición funciona a través de Bluetooth Low Energy (de baja energía). Por lo tanto, es necesario que el Bluetooth así como la opción “radar COVID” situada en la página de inicio de la aplicación estén siempre activados para que el sistema pueda detectar tus contactos con otros usuarios.

Sí, lo importante es que mantengas el Bluetooth y la opción “radar COVID” situada en la página de inicio de la aplicación activados. De esta manera, Radar COVID continuará funcionando correctamente.

Sin embargo, la aplicación debe conectarse al menos una vez al día para descargar la información necesaria y verificar si has estado en contacto con usuarios que podrían estar contagiados. Por lo tanto, asegúrate de que tu teléfono se conecte a Internet al menos una vez al día.

Muy pocos. Todos los días, la aplicación descarga las nuevas claves criptográficas de los dispositivos de los usuarios que han dado positivo en COVID-19 para verificar si has tenido algún contacto con ellos y, en caso necesario, notificártelo. Esto consumirá unos cuantos kilobytes (KB) al día, más o menos lo mismo que se necesita para cargar una página web con algunas fotos. De todas formas, esta acción la puedes hacer utilizando una red Wi-Fi en tu hogar o en algún establecimiento que disponga de ella.

Las actualizaciones están destinadas a mejorar la eficacia del sistema y a corregir posibles defectos importantes. Por lo tanto, es fundamental actualizar Radar COVID cuando haya una nueva versión disponible. Si la actualización se considera necesaria, la aplicación te enviará una notificación. Sin embargo, tú decidirás si quieres instalarla o no.

Radar COVID no requiere una conexión continua a Internet. Sin embargo, la aplicación debe conectarse al menos una vez al día para descargar la información necesaria y verificar si has estado en contacto con usuarios que podrían ser contagiosos. Por lo tanto, asegúrate de que tu teléfono se conecte a Internet al menos una vez al día.

Apple y Google sólo permiten una única integración de su API por país, previa autorización de los responsables sanitarios competentes. En el caso de España, esa autorización la concede el Ministerio de Sanidad para la puesta en marcha de RadarCOVID, que por tanto es la única app con autorización para usarla.

La app recuerda cinco días basándose en criterios estrictamente epidemiológicos, no técnicos.

En términos generales, la alerta llega si te has expuesto durante 15 minutos o más a menos de dos metros de distancia durante un mismo día con una persona o varias que notifiquen con posterioridad el positivo a través de la App en los últimos 5 días.

El servidor comunica los positivos registrados a los terminales de toda España (es decir, tu móvil ahora está recibiendo ya positivos de Andalucía o Castilla y León). Pero si vives en una CCAA que no tiene implantado el sistema tú no tienes forma de comunicar tu positivo.

Así las cosas, tú residente en Madrid (donde aún no está implantado) sí recibirías notificación por un positivo castellanoleonés, pero un castellanoleonés no podría recibir notificación por un positivo residente en Madrid (porque aún no puede notificarlo).

Esto es aplicable con independencia de la CCAA donde se resida habitualmente o donde se encuentre circunstancialmente.

La sanidad está descentralizada, de modo que hasta que la autonomía no tenga implementado el sistema ningún residente en ella puede comunicar sus positivos. Ahora bien, sí puedes recibir notificaciones por otros ciudadanos de otras CCAA que sean positivos si en su CCAA el sistema sí está implementado.

La app suma el tiempo de las diferentes exposiciones que se vayan registrando en un mismo día (con la misma persona o con diferentes personas) aplicando una ponderación en base a la atenuación de la señal. Contra menor atenuación más proximidad y por tanto, mayor probabilidad de estar a dos metros o menos.

La app suma el tiempo de las diferentes exposiciones que se vayan registrando en un mismo día (con la misma persona o con diferentes personas) aplicando una ponderación en base a la atenuación de la señal. Contra menor atenuación más proximidad y por tanto, mayor probabilidad de estar a dos metros o menos.